default-logo
Slide background

Historia

 

Prehistoria – Protohistoria

 

La prehistoria y la protohistoria están asociadas generalmente a los notables círculos megalíticos de Senegambia y a los montículos de conchas hechas por el hombre (isla de Fadiouth).

El descubrimiento de diferentes objetos atestigua una presencia humana en el actual Senegal en la época prehistórica:

  • Piezas talladas del paleolítico encontradas en la cercana isla de Cabo Verde
  • Rascadores y cuchillos encontrados junto a Rufisque y el Senegal oriental

 

Durante el periodo neolítico, una población importante de pescadores y de comerciantes habitaba a lo largo de este espacio costero, como así lo prueban las cerámicas y utensilios encontrados en la marisma de Khant, situada en la desembocadura de Saloum.

Por otra parte, las investigaciones arqueológicas han permitido encontrar restos humanos que datan del primer milenio antes de Cristo, entre la región central del país y Gambia a través de las tumbas en forma de montículos y círculos megalíticos. Fue también en este periodo cuando se inició la metalurgia.

Masa de conchas del rio Saloum

Círculos de piedra de Senegambia

Bifaces encontrados en Senegal

Los Primeros Reinos

 

Las sociedades humanas se desarrollan y organizan poco a poco, hasta la aparición gradual de los primeros reinos, que se les sitúa a partir del siglo VII.

La etnia de los Toucouleurs está en el origen de la creación del reino de Namandirou, también llamado Reino de Tekrour después del reino de Djolof (afiliado al Imperio de Ghana), que fue el territorio más grande e influyente hasta el siglo XIV incluyendo el Baol Fouladou, Futa Toro, el Reino de Sine Saloum, el Cayor, el Waalo,  el Estado de Kaabuet y el Bambouk.

El reino del Djolof fue fundado en el siglo XIII en la región del río Senegal por Ndiadiane Ndiaye, entonces primer bourba (“rey”) que unió a las diferentes poblaciones emparentadas con la etnia wolof. Más tarde se convirtió en el Reino de Oualo, coincidiendo con la muerte de su último emperador, Lele Fouli Fak, en 1549.

Posteriormente, el antiguo Djolof fue anexionado al Imperio de Mali, y más tarde en el siglo XIX, fue el último territorio (entonces reducido al centro del país) en ser colonizado por los franceses, con el exilio de su rey Alboury Ndiaye.

Mapa de Senegambia (Guillaume Delisle – 1707)

La Islamización

 

La historia de Senegal es inseparable al ascenso del Islam en esta parte de África.

Esta religión se extendió pacíficamente primero entre el siglo XVIII y XIX gracias al comercio de los árabe-bereberes con la etnica de los Toucouleurs, los cuales difundieron el islam en esos territorios.

Más tarde, en el siglo XIX y por la fuerza, con la Yihad, es cuando verdaderamente empieza la islamización. Las tribus bereberes almorávides obligaron, con la ayuda de los Toucouleurs , las etnias peuls, mandingas, wolof o sereres , a convertirse al Islam o a abandonar el Tekrour y migrar.

Durante muchos siglos, el Islam experimentará un avance constante hasta el siglo XIX extiendiéndose a diferentes poblaciones que forman el actual Senegal.

El siglo XIX es un periodo clave marcado por la caída de los diversos reinos y una colonización progresiva de los territorios. En este contexto, el Islam a través de la intervención pacífica de los grandes marabouts, El Hadji Sy de la hermandad Tidjaniya y el jeque Ahmadou Bamba de la hermandad Mouride, se convirtió en una muralla social e identitaria.

Cheikh Ahmadou Bamba

Cheikh Malick Sy

La Colonización

 

Los primeros puestos comerciales coloniales (“comptoirs”) comienzan en el siglo XVI cuando Cadamostro (explorador veneciano) descubre el territorio (entre 1454 y 1456), en nombre del Reino de Portugal. Comienza así el comercio triangular con las Américas. Los holandeses, franceses e ingleses también participarán en el comercio de esclavos.

En el siglo XVII la Compañía Normanda instala su primer puesto comercial en la desembocadura del río que se llamará Saint-Louis en honor al Rey Sol. Siguieron varios intentos de invasiones inglesas. Matrimonios mestizos dan a luz a los “signares”, enriquecidos por las dotes y los regalos de partida de los franceses, que invierten en un sector bien particular: la deportación de esclavos.

Intercambiados por caballos, tejidos, armas, los esclavos son embarcados en los cargamentos en condiciones inhumanas, donde la tasa de mortalidad a menudo alcanzaba el 60%. Los africanos de la aristocracia o mestizos, ansiosos por disfrutar de los beneficios de este comercio también están involucrados en el tráfico humano. En total, de acuerdo con diversas estimaciones, 10 millones de esclavos fueron deportados en 70 años. La isla de Gorée conserva muchos restos de este período por lo que resulta interesante visitar allí la Casa de los Esclavos.

La Casa de los Esclavos de la isla de Gorée

En 1817, Francia recupera el Senegal de los ingleses. El gobierno trataba de establecer una colonia agrícola que produjera algodón e índigo, pero el proyecto fracasó debido a los impuestos y las costumbres de las tribus moriscas instaladas en las orillas del Senegal.

Louis Faidherbe fue enviado como gobernador de la colonia. Consiguió eliminar estas costumbres y rehabilitó varias fortalezas a lo largo del río (Dagana, Podor, …). Sin embargo, El Hadj Omar Tall se puso en su camino. Califa de la hermandad de los Tidjianes luchó especialmente contra el ejército colonial francés, hasta su muerte en 1864. Faidherbe impuso entonces el protectorado francés sobre la región del río y trató de construir una línea de ferrocarril que uniese Gorée en St. Louis para el transporte de los cacahuetes. Se enfrentó con Lat Dior Diop, que murió en 1886 durante una batalla contra las tropas de Faidherbe. Los ingleses consiguieron mantener Gambia y lo portugueses cambiaron la Casamancia por las tierras de Guinea Bissau.

Lat Dior Diop

Lat Dior Diop

Louis Faidherbe

Bajo la Tercera República, las cuatro comunas Dakar, Saint-Louis, Gorée y Rufisque verán su estatus reforzados, los habitantes se convierten en ciudadanos franceses y nunca más serán considerados indígenas.

En 1885 se celebró la conferencia de Berlín, donde las grandes potencias coloniales se reparten nada más y nada menos que África, incluyendo todos los territorios interiores. Es también en esa fecha cuando se crea África Occidental Francesa (A.O.F.).

En 1902 Dakar se convirtió en la capital de la A.O.F. después de la ciudad de San Luis.

En 1915, el primer hombre negro en convertirse en diputado fue Blaise Diagne. Defendió la igualdad de razas y se encargó del reclutamiento de soldados tiradores de los cuales 30.000 de 133.000 volverán vivos a sus países de origen. Más soldados de refuerzo serían enviados durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1946, la Asamblea Nacional aprobó la ley Lamine Gueye que otorgaba la ciudadanía francesa a los nativos de las colonias francesas. En el mismo año, el marfileño Félix Houphouët Boigny consigue la abolición del trabajo forzoso en las colonias. La Unión Francesa sustituye al imperio francés y las colonias se convierten en “departamentos y territorios de ultramar”.

Los movimientos de independencia en las colonias francesas se afirman en la mitad del siglo XX y fue en enero de 1959 cuando Senegal se fusiona con el Sudán francés (actual Malí) dando lugar a la Federación de Mali, que se independiza el 20 de junio de 1960 tras los acuerdos firmados con Francia el 4 de abril de 1960 (fecha fijada para la independencia de Senegal).

La Independencia

 

El Senegal se salió de la Federación de Mali el 20 de agosto de1960 y proclamó oficialmente su acceso a la independencia.

Hasta la fecha, el país ha visto suceder a cuatro presidentes de la República, Leopold Sedar Senghor, Abdou Diouf, Abdoulaye Wade y el actual Macky Sall.

En África, Senegal es un modelo de estabilidad y de transición pacífica a la democracia con un respeto remarcable a la libertad y a la independencia de los medios de comunicación.

Léopold Sédar Senghor

Abdou Diouf

Abdoulaye Wade

Macky Sall

logo-bou-el-mogdad
Retour Haut de Page
Français English English English